Sede principal del CAC

Home / Sede principal del CAC

LA CASA DEL ARQUITECTO DE COCHABAMBA

EL CONSEJO MUNICIPAL DEL GOBIERNO AUTÓNOMO MUNICIPAL DE COCHABAMBA HA SANCIONADO LA SIGUIENTE LEY MUNICIPAL:

LEY MUNICIPAL N° 0146/2016

DECRETA:
LEY MUNICIPAL DE DECLARATORIA DE PATRIMONIO HISTÓRICO, ARQUITECTÓNICO DEL MUNICIPIO DE COCHABAMBA A  LA “CASA DEL ARQUITECTO”. (Ubicado en la calle Junín N° 0476).

Más información sobre la ley...

El Colegio de Arquitectos de Cochabamba (CAC) siempre tuvo su sede en el centro de nuestra ciudad. La calle Jordán 388, la planta alta del inmueble perteneciente a la familia Granda en la acera oeste de la Plaza 14 de septiembre y posteriormente la calle Junín 360 – 364, antecedieron a su sede propia: la Casa del Arquitecto. Su adquisición, fue una gestión conjunta entre el Directorio de 1987 a 1989, presidido por el Arq. Jorge Maldonado y el Comité Pro Sede con el Arq. Francisco Moreno y fue consecuente con la política institucional de contribuir a la recuperación y preservación del patrimonio arquitectónico y urbano. Con esta premisa, en Asamblea Extraordinaria del CAC en 1989, se determinó adquirir el inmueble de la familia Canedo - Rivero, ubicado en la calle Junín.

La construcción del edificio de la actual Casa del Arquitecto se atribuye a Miguel Tapias. Al respecto, Carlos Lavayén señaló: carecemos de información documentada sobre la autoría, sin embargo, por relación verbal conocemos que fue Don Antonio Tapias (español), quien participó en la construcción del edificio (…) sin mayor documentación, sino la que se encuentra inscrita en la verja forjada del ingreso que indica el año 1915, aproximamos la idea de que el edificio fue construido entre 1900 y 1915. De acuerdo a Gisbert, el arquitecto Tapias recién arribaría a Bolivia el año 1916. Sin embargo, de acuerdo a versión de la Sra. Elena Canedo vda. de Zabala, el proyectista de la casa fue el Arq. Jorge De La Zerda, familiar de los esposos Canedo Rivera.

El predio original de la Casa del Arquitecto tenía forma de L y dos frentes: uno hacia la calle Calama y otro hacia la calle Junín, con un hermoso huerto con árboles frutales como las casas de la época. Un vecino del barrio, destaca que la casa Canedo Rivero, nunca sufrió de inundaciones, a diferencia de las casas vecinas que las sufrían en tiempo de lluvias dado el curso natural de las aguas que tomaban la calle Calama recordando a los vecinos el curso original del río Rocha.

Adquirido el inmueble por el CAC, se constataron problemas de humedad y de estabilidad estructural (en el entrepiso de vigas de madera, en fachada de piedra y en fachada oeste). El arquitecto Gabriel Bermúdez ganador del concurso de méritos convocado por el CAC para Director de Obra,  ejecutó la intervención en ocho meses que consistió en: aplicación de llaves de madera en muros exteriores e interiores; limpieza y mejoramiento del funcionamiento de ductos de ventilación en subsuelo; sustitución de vigas de cedro dañadas en entrepiso, por vigas de mara de 4” ; intervención  en puertas y ventanas de madera deterioradas realizada por arquitectos. El Arq. Bermúdez de fecha 4 de septiembre de 1989, detalla la intervención:


Se procedió al cambio de la cubierta de calamina de zinc por placa ondulada Duralit, ocasionando el deterioro de la cornisa de la fachada anterior que posteriormente fue repuesta con sus mismas características (…) los cielos (tumbado) tanto de la planta alta como de la baja debían conservarse, pero cuando se quitó parte para su posterior reposición, se pudo constatar que la estructura de madera de la cual pendía estaba en mal estado, siendo obligado su cambio total, se aprovechó esta situación para el cambio de material en cielo, vale decir cielorraso de yeso por “tumbado” en toda la “casa”. Los muros de la planta alta presentaban deterioro en su revoque y enlucido correspondientes, inicialmente, simplemente debía realizarse un retoque de aquellas partes afectadas por fisuras, desportilladuras, etc., pero cuando se realizaba el picado correspondiente para el trabajo recomendado pudo constatarse que un gran porcentaje de los revoques estaban sueltos, para un mejor logro de los trabajos de terminación y uniformar el material a emplearse, se procedió a descostrar todo el revoque, llegando en su caso hasta el material de sustentación, realizando luego un enmallado y posterior revoque grueso con cemento enlucido.
El muro oeste fue intervenido por su acentuado deterioro y en planta baja se demolió un tabique que dividía la sala con el comedor para obtener una sala única de mayor longitud replicando las molduras originales de la sala en todo el espacio así generado. En el caso de paramentos, piso y cubierta se realizó la limpieza y reintegración de los sectores con mayor deterioro.

A la conclusión de los trabajos de intervención, la Casa del Arquitecto fue reinaugurada el día 29 de julio de 1989, en el año en que el CAC cumplía bodas de plata, con la presencia de autoridades departamentales y locales, ocasión en la que se condecoró al estandarte del Colegio de Arquitectos.

Posteriormente, en la porción posterior del terreno ocupada parcialmente por una arquería, se emplazó el actual auditorio, proyecto realizado por el Arq. Guillermo Cortés. La iluminación cenital de la escalera fue posterior y se realizó gracias al generoso aporte del Arquitecto Benjamín Montaño, concluyendo la idea del proyectista original. Tanto la iluminación cenital de las escaleras como el revestimiento de madera en muros interiores fueron posteriores a la primera gran intervención.

En la Casa del Arquitecto se han desarrollado eventos importantes y es punto de reunión de diferentes asociaciones profesionales y organizaciones ciudadanas; ha recibido también ilustres visitantes como: Ramón Gutiérrez, José Luis Roca, Roberto Segré,  Manuel Castells, Alberto Petrina, Eladio Dieste, Juan Carlos Calderón entre muchos otros. También albergó y alberga las diferentes iniciativas ciudadanas para debatir y emitir opinión técnica sobre temas de la ciudad, la arquitectura, el espacio público y el territorio. De acuerdo a comunicación con la Arq. Ana Maria Vidal, fue en el auditorio del CAC, donde se realizaron las primeras reuniones donde se avizoraban ya los problemas que traía las iniciativas de privatización del agua y que años después, a partir de estas ideas, se desencadenaría un gran movimiento social para la defensa del agua como derecho humano.

La Casa del Arquitecto, contribuye a definir un entorno de valor a su contexto micro urbano, siendo un hito de referencia por su emplazamiento; es un sitio relacionado con personas, colectividades, eventos importantes de la comunidad; representa un momento del desarrollo de la arquitectura premoderna, cuando el estilo art nouveau hacía su ingreso a la siempre tranquila ciudad de Cochabamba. En esta obra, se aprecia la presencia de mano de obra calificada en ciertos elementos y técnicas constructivas, que otorgan distinción arquitectónica y decorativa; las técnicas constructivas aplicadas fueron novedosas y singulares para la época. Hoy, el edificio conserva en gran medida la tipología, materiales y técnicas constructivas originales y si bien las intervenciones fueron necesarias para su salvaguarda, hay algunas que son reversibles para recuperar las características originales.  En síntesis, la Casa del Arquitecto es un espacio único que expresa, representa y significa identidad y pertenencia para el colectivo del CAC.


Este artículo se inicia el año 2011, la información proviene de las siguientes personas: arquitectos Jorge Maldonado Arce, Francisco Moreno J. facilitando fuentes y participantes activos en este proceso, Carlos Lavayén con datos históricos sobre el inmueble, Ana María Vidal quien propició generosamente la reunión de varios de los arquitectos que participaron de manera activa en la compra de la actual Casa del Arquitecto y de Gabriel Bermúdez quien realizó las intervenciones en la edificación. La Sra. Elena Canedo vda. de Zabala y Alvaro Canedo, familiares de los promotores y propietarios de la edificación original compartieron valiosa información familiar.

 
Contactenos

Usted puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.